Close

Desde un punto de vista tributario, porqué conviene retirar los fondos de pensiones y tomar un APV

"Así como está el proyecto de ley -y si es de los afortunados de este país y no necesita disponer de los fondos de pensiones-, de todas maneras creo que hay que hacer el retiro y luego aportarlos en APV mediante la modalidad que más nos beneficie y así poder aumentar nuestros fondos".

Pod.Tax

Por Álex Díaz Alarcón *

Actualmente se está tramitando en el Congreso Nacional un proyecto de Ley que modificaría el Decreto Ley N° 3.500, incorporando un artículo 19° transitorio nuevo, que permitiría retirar el 10% de nuestros ahorros en el fondo contenido en la cuenta de capitalización individual.

En términos generales este proyecto permitiría retirar libre de impuesto a la renta el 10% de nuestros fondos previsionales, con un mínimo de aproximadamente un millón de pesos (35 UF), si el 10% es menor y un máximo aproximado de cuatro millones trescientos mil pesos (150UF), si el 10% es mayor.

Cuando estaba preparando esta columna me llegó la cartola cuatrimestral de mi AFP en donde me dice que al inicio de año tenía $43.716.089 y ahora luego de haber aportado $1.024.575 me encuentro con $40.928.825, está claro que no gané, pero alguien si ganó $115.456 en comisiones.

Bueno, esto de la cartola es para explicar que si el tope fueran los $4.300.000, podría retirar el 10% que corresponde a $4.084.231.

Si lo ahorrado en mi cuenta obligatoria fueran $48.000.000, lo máximo que puedo retirar son $4.300.000 que equivalen a mi 10%.

En el otro extremo están los que pueden ser una gran mayoría de los chilenos y que poseen un ahorro de $4.000.000, su 10% es $400.000, pero podrían retirar aproximadamente $1.000.000 por ser el mínimo. Y por último si se poseen fondos por menos de $1.000.000 permite retirar el 100% de ellos.

Lo anterior es para entender de lo que estamos hablando y ahora pretendo responder el título de la columna “Desde un punto de vista tributario, porqué conviene retirar los fondos de pensiones y tomar un APV”.

Para determinar la base imponible afecta a impuesto único de segunda categoría se rebajan los montos destinados para los fondos de pensiones y esto genera que dichas remuneraciones suspendan su tributación, y al momento de pensionarse, estos fondos vuelven a ser tributables de acuerdo con lo señalado en el artículo 42 N° 1[1] de la LIR.

Ahora este proyecto de Ley señala que el retiro de este 10% quedará libre de impuesto a la renta, por lo que, si realizo un retiro de mis fondos, no pagaría impuesto y luego realizo un APV, ya sea acogiéndome a rebajar la base imponible[2] o no acogiéndome a rebajar la base imponible[3], obtengo los siguientes beneficios fiscales.

Concepto Caso 1 Caso 2 Caso 3 Caso 4 Caso 5
Sueldo mensual         650.000     1.000.000     2.000.000     3.000.000     6.000.000
Base Tributable Anual     7.800.000   12.000.000   24.000.000   36.000.000   72.000.000
Impuesto Anual[4]                       –         158.443         883.872     2.186.313   11.313.500
Ahorro en la AFP   15.600.000   24.000.000   48.000.000   48.000.000   48.000.000
10%[5]     1.560.000     2.400.000     4.300.000     4.300.000     4.300.000
APV rebaja base    -1.560.000    -2.400.000    -4.300.000    -4.300.000    -4.300.000
Nueva Base Tributaria     6.240.000     9.600.000   19.700.000   31.700.000   67.700.000
Nuevo Impuesto Anual[6]                       –           62.443         539.872     1.605.813     9.981.327
Beneficio Tributario                       –           96.000         344.000         580.500     1.332.173
APV no rebaja base     1.560.000     2.400.000     4.300.000     4.300.000     4.300.000
Bonificación fiscal[7]         234.000         297.738         297.738         297.738         297.738
Mayor Beneficio         234.000         297.738         344.000         580.500     1.332.173

Así como está el proyecto de ley -y si es de los afortunados de este país y no necesita disponer de los fondos de pensiones-, de todas maneras creo que hay que hacer el retiro y luego aportarlos en APV mediante la modalidad que más nos beneficie y así poder aumentar nuestros fondos.

Pero si los honorables quisieran enfocar los beneficios y gastos fiscales a los que realmente lo necesitan, el proyecto debería estar considerado por ejemplo para aquellos que hayan sufrido suspensión de contrato, reducción de jornada laboral o baja en sus sueldos, pero no para todos o será que persiguen otros objetivos y se usa como excusa a la clase media.

* Álex Díaz Alarcón es Socio Principal en Dial Consultores. Contador Público y Auditor, Magíster en Dirección y Planificación Tributaria. Profesor en Dial Capacita, Universidad de Chile y Universidad de Talca.

Notas a pie:

[1] Artículo 41 N° 1: Sueldos, sobresueldos, salarios, premios, dietas, gratificaciones, participaciones y cualesquiera otras asimilaciones y asignaciones que aumenten la remuneración pagada por servicios personales, montepíos y pensiones, exceptuadas las imposiciones obligatorias que se destinen a la formación de fondos de previsión y retiro y las cotizaciones que se destinen a financiar las prestaciones de salud…

[2] Artículo 42 bis inciso primero

[3] Artículo 42 bis inciso segundo

[4] Se consideró tabla de impuesto global complementario AT-2020

[5] Se consideró un tope mínimo de 1.000.000 y máximo de 4.300.000

[6] Se consideró tabla de impuesto global complementario AT-2020

[7] Artículo 20 O, DL N° 3.500, de 1980: Bonificación fiscal al momento de pensionarse equivalente al 15% de lo ahorrado con tope de 6 UTM por cada año comercial de ahorro.

2 Comments

  1. Habrá que seguir atentos. .
    Definitivamente esperaba que hubiese algo más…para los que quizás no tomen la opción del retiro para lo que se plantea
    …no sólo x que sean “afortunados” sino x que confio en que aun quedan quienes puedan ser cautos aunque se necesite…
    Gracias Alex…

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

2 Comments
scroll to top